Dimas Martín, trasladado de la prisión Tenerife II al Santo del Negro

09/05/12

  • El trato que Prisiones está dando al fundador del PIL, que lleva casi ocho años en la cárcel, es impresentable
  • Mientras a los asesinos de ETA los quieren acercar a las cárceles del País Vasco, a Dimas no le conceden el tercer grado y lo alejan de su familia

Dimas Martín está siendo tratado injustamemnte por La Junta de Tratamiento. ¿Por qué no se le concede el tercer grado penitenciario?

La peregrinación carcelaria de Dimas Martín no cesa. Hoy será trasladado, desde la prisión Tenerife II, al centro de cumplimiento del Salto del Negro de Las Palmas. Dimas Martín está siendo injustamente tratado por el Ministerio de Justicia. El 21 de diciembre cumplirá ocho años en prisión. Su condena es de ocho años. ¿Por qué no le han aplicado el tercer grado penitenciario?

Además, la Junta de Tratamiento –de una forma muy rara, pues no existe riesgo de fuga, ni Dimas tiene un mal comportamiento en prisión, todo lo contrario– informa siempre negativamente sobre sus permisos carcelarios, informes que revoca el juez de Vigilancia, que sistemáticamente ordena la concesión de los mismos. Ahora, en el Salto del Negro, a volver a empezar. Será otro juez de Vigilancia –el de Las Palmas— quien tendrá que decidir sobre esos permisos. Dimas no se explica lo que pasa.
A los etarras, algunos incluso con delitos de sangre u otros muy graves, se les va a acercar a las prisiones del País Vasco. A Dimas Martín se le aleja constantemente de su familia. Una vez que está adaptado a una prisión –permanecía en el módulo de ingresos,  bien tratado por los funcionarios–, se le traslada a otra, donde tendrá que empezar de nuevo.
Y, antes de Tenerife II, permaneció en la cárcel lanzaroteña de Tahíche, que es en la que, teóricamente, tenía que cumplir su condena.
Dimas fue condenado por tres delitos (prevaricación, fraude en subvenciones y descubierto con la Seguridad Social) a ocho años de prisión, que cumplirá el 21 de diciembre.
Tiene otra condena pendiente de dos años de cárcel por mandar a construir unos baños en terreno protegido, para que pudieran utilizarlos –y no ir al barranco a hacer sus necesidades— las 30.000 personas que acuden anualmente en peregrinación a la ermita de Dolores, en Lanzarote (ver reportaje en eldiario detenerife.com, sección Confidencial del 23/03/12). Parece cosa de otro mundo que un político pueda ser condenado a dos años de cárcel por construir unos baños públicos que benefician a los ciudadanos.
En la sentencia que le condenó a ocho años, el presidente del tribunal, José Antonio Martín, luego tan mal tratado por sus propios compañeros de judicatura, y ahora absolutamente reivindicado por el Tribunal Supremo, emitió un voto discrepante con la condena de Dimas, que ha sido senador del Reino, presidente del Cabildo de Lanzarote y alcalde de Teguise, fundador del PIL y hombre clave, durante años y años, en la política canaria.
Dimas ve la mano de ciertos dirigentes socialistas en su situación, pero el PSOE ya no gobierna. Algunos de sus correligionarios creen que en Prisiones siguen mandando los socialistas, que Ruiz Gallardón no ha “metido mano a fondo” en lo que está pasando en las cárceles de este país.
Este nuevo traslado es muy extraño. Y que no se le conceda el tercer grado, también. Y que le nieguen, por sistema, los permisos carcelarios, mucho más raro.
No se debe tratar así a un hombre que ha cumplido sus condenas; porque otros presos, en su misma situación, ya estarían en la calle.

Redes Sociales

El dedo de Mustafá

Cuenta la vida de un profesional de la información, apartado de la enseñanza por la vía de la insidia, que narra sus experiencias a los jóvenes redactores de un diario y a los alumnos de un curso en la Universidad.Desnuda su alma para ellos. Vuelca en el relato sus miedos, sus dudas, sus momentos de gloria. Leer más

Widgetized Section

Go to Admin » appearance » Widgets » and move a widget into Advertise Widget Zone